Carisma y Espiritualidad - Congregación de Hermanas Terciarias Capuchinas de la Sagrada Familia Provincia Madre del Buen Pastor

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Carisma y Espiritualidad

Quienes somos
 

¿QUIENES SOMOS?

Somos en la Iglesia una Congregación Religiosa de Derecho Pontificio, con espiritualidad Franciscana.

¿COMO VIVIMOS?

  • Vivimos en fraternidad

  • Unidas por la vida, la oración y el apostolado.

  • Consagradas a Dios. Siguiendo a Jesucristo por la acción del Espíritu Santo.

  • Viviendo el Santo evangelio.

  • La Sagrada Familia es nuestra Patrona y modelo.

  • Nuestra forma de vida se inspira en los ideales de San Francisco de Asís.


¿QUE HACEMOS?

Participamos de la misión salvífica de la iglesia que envía a evangelizar a cuantos nos necesitan, preferentemente a los más pobres y necesitados. ( Const. No.4)

Con la actitud de Buen Pastor realizamos nuestra misión en el campo de la educación, protección, reeducación, asistencia a los ancianos y enfermos, en la acción pastoral parroquial de la Iglesia y en los lugares de evangelización inicial ( Const. No. 5)

¿COMO EVANGELIZAMOS?

  • Con el testimonio de vida.

  • Siguiendo a Jesucristo en oración contemplación y en actitud de conversión.

  • Atentas a los signos de los tiempos. Confiando profundamente en la Providencia

  • Sintiéndonos Hermanas de todos los hombres.

  • Cultivando las virtudes de humildad, sencillez, alegría, acogida y celo apostólico.







 
 

¿COMO NOS PREPARAMOS?

Teniendo en cuenta todos los niveles de la persona:

  • NIVEL HUMANO: Desarrollo de las cualidades de la persona.

  • NIVEL ESPIRITUAL: Relación con Dios a través de la oración, liturgia y sacramentos.

  • NIVEL FRATERNO: Viviendo en comunión de vida.

  • NIVEL APOSTOLICO: Integrando formación, acción y preparación profesional en algunos campos apostólicos específicos de nuestro Carisma.


¿EN DONDE ESTAMOS?

EUROPA: España, Belgica, Alemania, Italia, Polononia Eslovaquia.
ASIA: Filipinas, Korea del Sur, La India.
AFRICA: Zaire, Tanzania, Benin, Guinea Ecuatorial, Congo (Rep.D.).
AMERICA: Colombia, Venezuela, Panamá, Argentina, Brasil, Costa Rica, Guatemala, Ecuador, Bolivia, Puerto Rico, Perú, Paraguay, Chile, República Dominicana, Nicaragua, México, Cuba, Honduras

¿A QUIENES INVITAMOS?

  • A jóvenes: Entusiasmadas por la vida.

  • Sensibles a los problemas y sufrimientos de la humanidad.

  • Comprometidas con el evangelio.

  • Decididas a responder con radicalidad a la llamada de Jesús en la vocación religiosa.

  • Que quieran ser Terciarias Capuchinas para continuar en la iglesia el carisma del Padre Luis Amigó,




JOVEN Cristo te llama
Cristo te necesita
Cristo cuenta contigo.

 





 

Con el Espíritu de la Sagrada Familia: El vínculo más fuerte de nuestra unión en el amor de Cristo es la Trinidad, verdadera y única Familia. La Familia de Nazaret expresa, y pone a nuestro alcance la forma trinitaria de vida; por eso nuestro Padre Fundador puso la Congregación bajo la protección de la Sagrada Familia y quiso que fuera la inspiradora y el modelo en nuestras relaciones fraternas entre las hermanas y el estilo de participación en la construcción de la sociedad. La Iglesia en la liturgia de su fiesta, nos propone las características de esta relación de familia. "Sea vuestro uniforme la misericordia, la bondad, la dulzura, la comprensión... y por encima de todo esto, el amor que es el ceñidor de la unidad".

Este estilo de vida, de ser familia, es una exigencia de nuestra opción de hermanas menores, considerando a las demás más que una misma, siendo madres y hermanas unas de otras.

Así mismo debemos caracterizamos por la hospitalidad, la sencillez, la sensibilidad femenina ante el sufrimiento, la preocupación y dedicación especial en la promoción cristiana de las familias, siempre en defensa de la vida, de la dignidad de la mujer y los niños ya la escucha de la voluntad del Padre, prontas a realizarla







 

Con la actitud del Buen Pastor. Jesucristo es el único Pastor, es el Buen Pastor: conoce a sus ovejas, las ama, lo arriesga todo por ellas y da la vida según el mandato recibido del Padre (Jn. 10,1-18).

Esta actitud la encontramos hecha vida en nuestro Padre Fundador.

Hemos de destacar su gran celo por los excluidos; la figura que él escoge en su vida como guía y expresión de lo que quiere vivir, es el Buen Pastor; y ése fue su lema: Doy mi vida por mis ovejas. Nosotras lo hacemos vida cuando anunciamos y construimos la paz, cuando buscamos el corazón de las mujeres y de los hombres a través del diálogo, del respeto, de la escucha, de la comprensión, cuando salimos al encuentro de los más necesitados.





 

SALMO 23 (22)

Salmo de David.

1 El Señor es mi pastor;
nada me falta.
2 Me hace descansar en verdes pastos,
me guía a arroyos de tranquilas aguas,
3 me da nuevas fuerzas
y me lleva por caminos rectos
haciendo honor a su nombre.
4 Aunque pase por el más oscuro de los valles,
no temeré peligro alguno,
porque tú, Señor, estás conmigo;
tu vara y tu cayado me inspiran confianza.
5 Me has preparado un banquete
ante los ojos de mis enemigos;
has vertido perfume sobre mi cabeza
y has llenado mi copa a rebosar.
6 Tu bondad y tu amor me acompaña
a lo largo de mis días,
y en tu casa, oh Señor, por siempre viviré.


 
 
MATERIALES ---->
 
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal